SALVAR AL POLIDEPORTIVO DE LAS REGUERAS.

Publicado en la Nueva España del Sábado, 20 de marzo de 2006 y el Jueves 23 de marzo de 2006

 

En Las Regueras se ha hecho mucho, y  su progreso ha sido enorme, pero hoy está   a punto de ser  transformada por la avanzada de la gran ciudad. Y los propietarios que aun quedan se sienten contentos con vender todo: caseríos centenarios , praderías, montes ,  lo que queda  de la  riqueza, que de la tierra sacaban nuestros padres. Surge una especie de emulación para ver quién logra obtener más alto precio por aquellas fértiles praderías y bosques que en otro tiempo fueron el orgullo de nuestros regueranos mayores. Tampoco vamos a decir que esto no sea razonable y humano.

 

Comprendo que las cosas son así porque la vida es imparable y todo se lo lleva  por delante el progreso.

 

En Las Regueras se vienen haciendo cosas maravillosas como el grupo escolar nuevo que es francamente , espléndido, aunque (¿quién nos lo iba a decir?) casi no tiene niños.

 Muchos chalets se construyen nuevos y  algunas  familias jóvenes piensan poner en ellos su residencia.

 Hacen falta mejores comunicaciones. Lo malo nuestro es que estamos cerca de todo, pero no somos paso  obligado para ninguna zona. Era el camino más corto para Santiago y Galicia, pero al hacer la carretera que rodeaba por Trubia, nuestro zona quedó aislada.

 

Otra de las grandes construcciones que se hizo en Las Regueras  fue el Polideportivo. Tuvo una vida floreciente, pero demasiado corta. Fue sobre todo la obra y el tesón de regueranos entusiastas como los malogrados Ciprianín y Pepe de Casa Cocha y sobre todo de Marcelino de la Casanueva y otros ..

 

Hoy yace en el más vergonzoso estado de abandono. Lo que se podía robar ya se robó.

 

Lo triste es que no pasó de actualidad  como sucede con tantas cosas  que se van quedando obsoletas, no. Al contrario los objetivos que cumplía el polideportivo están más actuales que nunca. Nadie puede decir que eso no valga ya en momentos en que por todas partes se crean gimnasios y piscinas, en que la gente  que ya no hace trabajos físicos porque el campo se abandonó casi totalmente,   se dan cuenta de que no es bueno vivir con el sobrepeso que resulta de la falta de ejercicio.

Polideportivo

Es que además está magníficamente  situado, mirando al sol, a la vista de Oviedo y sólo a 9 kilómetros de la ciudad; con una carretera de acceso magnífica, y que va a ser muy mejorada con los nuevos accesos a San Claudio. Es prácticamente nuevo, Hay invertidos cientos de millones en él....

 

No se puede soportar que eso se deje caído, dilapidando tantos esfuerzos, tantas aportaciones  nuestras, tantas ilusiones que se pusieron en esa gran obra, que al fin salió adelante.. Florinda la de Bolgues me decía :”lo importante no es hacer(ella me decía “clientes”), sino conservar”. Eso: conservar esta magnífica empresa, ha sido lo difícil, lo imposible.

 

.No puede ser, amigos regueranos. Hay que dejar las diferencias a un lado, no podemos seguir viviendo en la enanez de los dimes y diretes de siempre, mientras todo está a punto de derrumbarse  en el más tedioso de los abandonos.

 

Hay asociaciones de vecinos unas antiguas, otras que nacen  bien cerca de ese lugar, y  que ,en su buena voluntad, no saben por dónde empezar a trabajar por las Regueras. Y que tal vez pasen con frecuencia por delante  del Polideportivo y se unen a nuestros lamentos. No se puede seguir  dejándolo todo reducido a  un lamento. Hay que ofrecerse a  arrimar el hombro, hay que aportar algo, que sea un compromiso por nuestra parte.

 

Si se hicieron manifestaciones  para otras cosas recientemente y se luchó denodadamente porque era por el bien de Las Regueras. ¿Cómo podemos dudar de que esto no es para el bien inmediato de los regueranos y de tantas familias que desde Oviedo y desde Trubia se hicieron socios de este Polideportivo?

 Esas espléndidas piscinas para mayores y niños, esos campos de juego en un enorme espacio bien  cerrado, donde,  yo mismo lo recuerdo, ibas con los niños y podías dejarlos solos toda la tarde porque no había peligro alguno, aquellos amplios salones para cobijarse en los días de invierno... Esas vistas panorámicas de Asturias  desde donde se divisan hasta las altas montañas de Peña Mayor...

 

Hoy permanece cerrado y vandalizado como una acusación, como un baldón para nosotros.  Sin embargo ahí  está invertido el dinero y las ilusiones de muchos regueranos entusiastas, que soñaron con algo diferente para Las Regueras.

 

 El ayuntamiento quiere, pero hay que ayudarlo desde abajo. Ese “puxa Asturies” que nace, no en las instituciones, sino entre nosotros, en lo más profundo de nuestro pueblo, que no decaiga.

 

Si no, el Ayuntamiento sólo, ante la apatía  general, qué queremos que haga. No resulta sincero  pedir y exigir sin implicarse en nada. Y mucho menos quedarse en repartir culpas a diestro y siniestro desde una cómoda posición de honradez estéril.

 

Antes de dejarlo morir, si hubiera habido (y eso faltó)una buena asociación de amigos del Polideportivo,  no se habría venido todo abajo.

 

Antes de dejarlo morir  sería preferible cualquier cosa. La muerte es lo último.

 

¿Cómo no iba a  haber una empresa privada que lo quisiera?

 

No es que yo entienda de esto, pero, si no pudo darse al gobierno que tantos centros de ocio construye por toda Asturias y en Las Regueras no hizo ninguno, pues se le da auque sea al Centro Asturiano... a quien sea , pero que no se muera .No vaya a ser que nosotros también  prefiramos verlo muerto antes de pasar por la envidia de que alguien se haga rico con ello. No:  que viva en manos de quien sea , pero que viva . Que sea como sea,. menos muerto como lleva ya más de tres años. Vivo, siempre dará riqueza e importancia a Las Regueras.  Hay que  conservarlo , eso es lo difícil. Ahí es donde caben las agrupaciones de vecinos con el Ayuntamiento a la cabeza. Que entre todos insuflemos vida y actividad a lo largo del año. Que posibilidades tiene muchas y magníficas.

 

 

 
Que aportemos ideas con  ilusión. Y que cualquier asociación de Las Regueras, lo primero que haga sea adoptar  como objetivo primario esta actividad que trascienda más allá de nuestros límites y haga más atractiva  y conocida esta región nuestra , rica  en arte, en naturaleza y sobre todo en su gente. Y vuelvo a acordarme de Marcelino; pero n

o para dejarlo otra vez sólo, no.

 

Celso Díaz Fernández, hijo Adoptivo de Las Regueras.

 

Añado está información anónima que recibí, que puede ayudarnos sentir un más urgente deseo de hacer algo, que pueda llevarnos a volver a tener esto de lo que en su tiempo nos sentíamos orgullosos.

 Sin ánimo de buscar causas negativas, sino sólo para aunar el  esfuerzo de todos.

enero 2008

 

Quiero informar que, el polideportivo no endeudó al Ayuntamiento de Las Regueras. El Ayuntamiento sólo tenía que pagar una deuda, que es menos de lo que dicen y que alquilando la vivienda, el bar, cobrando entrada a las instalaciones y con los abonos a los que se comprometían los anteriores socios, se iría recuperando dinero.

Los socios entregaron al Ayuntamiento, los miles de metros cuadrados de terreno exterior del centro que tenían cedidos por 90 años, más el centro polideportivo que pagaron los socios durante 20 años y que incluía: piscinas, pista polideportiva, bolera, canchas de tenis, gimnasio, cafetería-restaurante con cocina industrial, comedor, discoteca, vivienda, oficina, salón donde se hacía todo tipo de actividades, concursos, juegos de mesa y se organizaban cenas donde había sitio para cenar y bailar 300 personas.  Todo estaba equipado, había pantallas de televisión, cristalerías, vajillas, baterías, cuberterías, mantelerías, material de juegos, etc.

Lo que no se entiende es que en el Escamplero se están haciendo actividades de gimnasia, baile e informática en un local donde no tienen sitio, a pesar de que se le regaló al Ayuntamiento un centro totalmente equipado,  que cualquier ayuntamiento de España se pelearía por tener.

El Ayuntamiento que desde hace más de 6 años mantiene  el Centro cerrado permitió que día a día fueran robando, primero todo el equipamiento que había, siguiendo después  por  ventanas, cables, barra del bar, etc. Hasta que quedó devastado.

El alcalde primero prometió a los socios su reapertura sin cumplirlo y luego lo siguió prometiendo a los regueranos cada vez que había elecciones municipales, siempre sin cumplirlo, como muestran las declaraciones hechas el día 7/5/2003 que aquí recojo:

 

      07/05/2003 | EQUIPAMIENTOS MUNICIPALES

Las Regueras reabrirá el pabellón deportivo de Escamplero en 2004

 Algunos socios del centro exigían que funcionara este verano

07/05/2003 ALEXIA E. MARTÍN

El polideportivo de Escamplero reabrirá de nuevo sus puertas para el verano del 2004. Así lo manifestó el alcalde de Las Regueras, Miguel Tamargo,